Miércoles, 01 Febrero 2023 10:21

Cómo administrar tu salario sin morir en el intento

Calificación
(0 votos)

De manera constante las personas se sienten afectadas por las características de consumo, la sobreexposición a anuncios publicitarios, publicaciones en redes sociales y la interacción social, lo que implica una constante toma de decisiones en relación con los bienes y servicios a los que se accede a diario. Sin embargo, una inadecuada gestión del ingreso personal, puede poner en riesgo la estabilidad financiera de las personas y las familias.

De acuerdo con Carlo Andrés Arias, docente del programa de Administración de Empresas de Areandina seccional Pereira, “es necesario cuestionarnos con respecto a las motivaciones para comprar, dado que tener bienestar, reconocimiento o un impulso, entre otras cosas, suelen ser algunas de las principales causas por las cuales decidimos comprar algún producto o servicio, por lo que es importante plantearse algunas preguntas previo a realizar una compra determinada”.

Frente a este escenario, el docente, sugiere algunas recomendaciones que le permitirán a las personas administrar mejor el salario y así generar condiciones más adecuadas para la gestión de las finanzas personales.

 

¿Realmente necesito hacer esta compra?

Una gran cantidad de las compras que se realizan diariamente obedecen a un impulso, lo que, para Arias, “comprar ejerce un efecto gratificante en nuestro subconsciente, pero al llegar a casa nos encontramos con la sensación de no necesitar dicho objeto. Por tal motivo, es importante reconocer nuestras motivaciones previo a ejercer el acto de comprar”.

 

¿Cuento con los recursos para hacer la compra?

Es importante identificar si la compra obedece a un proceso de planeación previa, lo que implicaría disponer de los recursos para realizarla.  En caso de no ser una compra planeada, es importante preguntarse si disponemos de un presupuesto para imprevistos o si es necesario acceder a financiación para realizar la compra, en cuyo caso es necesario tener claro el valor de los intereses y la forma en que se amortizará el valor de la compra.

“Hay que tener en cuenta las tasas de consumo y diferir una compra de productos perecederos a más de una cuota, no suele ser una buena idea”, explica el experto.

 

¿Es posible encontrar el mismo producto a menor precio?

En caso de estar frente a una compra absolutamente necesaria, se deben explorar diferentes proveedores con el fin de encontrar la mejor oferta al menor precio, de esta forma evita desperdiciar su recurso de manera innecesaria.

“En época decembrina, las personas tienden a gastar de manera indiscriminada, especialmente accediendo a endeudamiento, lo que implica que el primer bimestre del siguiente año, exista un alto riesgo de dificultades financieras por cuenta de las cuotas a cubrir. Por tal motivo, se debe evitar hacer uso de cupos de crédito disponibles, especialmente aquellos que son rotativos, dado que por sus características suelen ser muy costosos”, agrega el académico.

 

Hacer un presupuesto mensual

Esta herramienta permite garantizar una proyección de los gastos de seguridad y estilo, por lo que se sugiere evitar poner en riesgo la manutención por el afán de gastar de manera desmedida, especialmente en regalos y elementos que no son necesarios para sí mismo y los suyos. “Si sus relaciones interpersonales dependen de los regalos materiales que cada persona ofrece, tal vez es importante reevaluar el valor de las mismas y priorizar la tranquilidad emocional y económica”, recomienda el profesor de Areandina.

 

Aprender a decir NO

Existe un sinnúmero de actividades sociales que implican hacer una gran cantidad de recursos que probablemente no se tenga disponibilidad. Por tal motivo, Arias afirma que “no hay por qué sentir vergüenza de agradecer la invitación y manifestar que no asistirá, no tiene sentido verse en riesgo financiero por atender a eventos sociales”

 

Cuidado con los gastos hormiga

Esta situación es evidente cuando al realizar un retiro de una cantidad determinada, de repente nos damos cuenta de que el dinero desapareció y no sabemos el por qué. Hecho que se da en gran medida porque al ser considerados “gastos pequeños” no ejercemos sobre ellos un estricto control. “Es importante disponer de algún mecanismo para consignarlos por escrito y tener claridad cuáles son las compras de este tipo que están teniendo mayor relevancia e impacto en su dinero de bolsillo”, explica el docente.

 

Fondo de libertad financiera

Es importante que todo el ingreso no se destine al gasto, para ello, el académico recomienda un porcentaje pertinente para usarlo en inversión o ahorro a largo plazo. “Un principio básico de las finanzas dice que, a mayor utilidad esperada, siempre habrá un mayor riesgo, por tal motivo se debe evitar que le impulso lleve a la persona a invertir su dinero en fondos que prometen milagros”.

Finalmente, se debe tener en cuenta que el consumo debe redundar en mayor bienestar y que una inadecuada gestión de las finanzas personales puede desencadenar situaciones de alta complejidad y riesgo para el bienestar.

 

Areandina

Visto 360 veces