Viernes, 09 Junio 2023 17:01

Ponerse en los zapatos del otro

Calificación
(2 votos)

Aquí  ENTRE NOS, mientras trabajo en varios asuntos, me encuentro con un tema que nos ha sido muy fácil de entender, pero tal vez, muy difícil de COMPRENDER: “Ponerse en los zapatos del otro”.

Tal vez ha sido difícil porque nos lo han mostrado como una tarea que es necesario hacer para el beneficio del otro y, muchas veces, nuestra mente no quiere rendirse, no quiere ceder, sólo quiere tener la razón y defenderla, como decían nuestras abuelas “a capa y espada”.

Reflexionando sobre esta frase, empiezo a comprender que es más fácil comprar la idea si también hay ganancias para mí o para quien lo está revisando como un cambio más en la vida.

Pongámoslo en estos términos: nos han dicho una y mil veces que cada persona, cada ser humano es único e irrepetible, con una mente gigante y maravillosa, con un espíritu individual y con capacidades de evolución inmensas, todos con maneras de pensar, sentir, reaccionar, crear y vivir totalmente diferentes.

Cada vez que nos encontramos con otra persona diferente a nosotros mismos, estamos en una gran aventura, una fantástica expedición, esa que nos va a permitir conocer aquello especialmente distinto que nos va a regalar un complemento, que nos va a llevar a saber un poco más de los mundos disímiles, esa que nos va a ampliar nuestro conocimiento de la vida y, que sin lugar a dudas, nos facilitará ir poco a poco completándonos, construyendo una mayor verdad. Al final de cuentas somos la suma de las verdades de las personas que han pasado por nuestras vidas.

Si estas palabras nos hacen sentido a tí y a mí, podemos comenzar a concluir juntos que no sólo es fácil PONERSE EN LOS ZAPATOS DEL OTRO porque estamos viviendo un gran acto de COMPRENSIÓN Y DE AMOR hacia el otro, sino que igualmente, ponernos en los zapatos del otro, vivir LA EMPATÍA, es un gran acto de amor por nosotros mismos, un acto que nos facilita el crecimiento y la evolución, una gran oportunidad para adentrarnos en el alma del otro, extraer de allí lo mejor y desechar aquello con lo que no estamos de acuerdo, sin que ello signifique un rechazo por la diferencia, y que más bien signifique un acto de consciencia infinito y amoroso, que nos facilita vivir de la mejor manera ese tan maltratado valor de la TOLERANCIA.

¿Cuál es el RETO que te propongo para esta semana y para el resto de la vida? Primero toma la decisión de hacer de la diferencia tu amiga. Segundo, regálate la oportunidad de valorar aquello que es distinto en el otro y de comprender que por fortuna existen diferentes percepciones del mundo. Y tercero, agradece con tu corazón la bendición o la lección que esa otra persona, seguramente muy importante en tu vida, te está entregando en cada vivencia que tengas con ella teniendo la certeza que los dos estarán ganando en vida.

Tantas formas de ver el mundo como tantas personas que lo habitamos, todos milagrosamente diferentes ¡Qué dicha tan grande!

Con amor,

YOLANDA FRANCO

Entrenadora de Vida

 

Conoce más de "ENTRE NOS"  Encuentros Para Una Vida Plena

Visto 430 veces